31 March 2006

Bolivia sin Autoridad Ambiental

Y mientras el presidente se llena la boca de palabras, y su canciller sigue haciendo crasas declaraciones.... el sector ambiental se va por el tubo (literal y textualmente). Antes de enviar el boletín con una editorial también "jalada de orejas" llega esta carta, a la que pueden unirse otras instituciones:

Señor
Evo Morales Ayma

Exmo. Presidente Constitucional de la República de Bolivia
Presente.-

Exmo. Señor Presidente.-

Las instituciones abajo firmantes, nos dirigirnos a usted a fin de manifestarle la preocupación que embarga a quienes trabajamos en defensa del medio ambiente, debido a que luego de 20 días de promulgado el reglamento de la LOPE, aún no existe Autoridad Ambiental Competente en el país. Como usted comprenderá, esta situación es sumamente grave en varios sentidos:

1. Los procesos iniciados están detenidos, tal es el caso de Estudios de Evaluación de Impacto Ambiental, como de Procesos Administrativos contra infracciones e, incluso, de Auditorías Ambientales, como las de Transredes, para los derrames de Pojo y Salao, de Kori Kollo y otras, que no cuentan con las instancias correspondientes para hacerlas efectivas o darles seguimiento.

2. En vista de que la legislación ambiental considera el silencio administrativo como uno de los mecanismos de aprobación de Evaluaciones de Impacto Ambiental y Manifiestos Ambientales, en este momento existen, con seguridad, una serie de actividades, obras y proyectos cuyas categorías y licencias ambientales se están aprobando automáticamente, sin ningún análisis técnico sobre la pertinencia de la solicitud realizada por los interesados y con el riesgo de que provoquen impactos irreversibles al ambiente y a las personas que en él desarrollan sus actividades cotidianas.

3. En caso de contingencias ambientales, como la ocurrida el miércoles pasado en la ciudad de Potosí, no existe autoridad que tenga la competencia de realizar acción alguna, ni siquiera una inspección in situ, para dar un veredicto, dejando así a las personas afectadas totalmente desprotegidas frente a la urgencia de que los responsables asuman acciones de mitigación o resarcimiento.

Exmo. Señor Presidente, como usted comprenderá este vacío en el Reglamento de la Ley de Organización del Poder Ejecutivo no sólo deja sin respaldo a las poblaciones más vulnerables, sino, además, deja las manos libres a quienes sin ninguna ética utilizan y destruyen nuestros recursos naturales, que son la mayor riqueza que recibimos de nuestros antepasados y la más importante herencia que dejaremos a nuestros hijos.

Seguros de que su sensibilidad social permitirá que esta situación encuentre una solución inmediata, le hacemos llegar nuestras mayores consideraciones.

LIDEMA