12 April 2013

Diario de una funcionaria pública apartidaria en Bolivia - IV - Mediocridad e ineficiencia

Entre las fórmulas clásicas de sub desarrollo, el combo MEDIOCRIDAD + INEFICIENCIA, deben ser una de las razones prioritarias de que la situación de estancamiento y conformismo... NUNCA CAMBIE!

En las experiencias previas que tuve de trabajo (que incluyen trabajos fuera de Bolivia), el quedarse más de 8 horas al día en la oficina indica ineficiencia. Sin embargo en Bolivia, uno que se quede más de las 8 horas (así este jugando, chateando o viendo videos) es calificado o visto como "eficiente", "esforzado", "dedicado" y quien sabe que otro mito más.

Pero eso si, cuando las papas queman y a los directores o jefes les pasan la cuenta de semejante sistema de trabajo....tiemblen inocentes y culpables! Pagaran todos con la misma moneda.  

En nuestro sistema, al mediocre e ineficiente no se le llama ni la atención! al contrario se llama la atención a TODOS, incluidos los pocos que si responden y que en 8 horas de trabajo diario cumplen sus objetivos programados. 

Programar, organizar y sistematizar. Son atributos que muchos funcionarios públicos parecen repeler y si pueden evitarlos, mejor.  Al contrario, intentaran justificarse a toda costa sobre el trabajo no ejecutado a tiempo. 

Fruto de toda esta desorganización, se impone el trabajo en sábado, sin sueldo. Si fuera una de estos individuos, no me quedaría más que agachar mi cabeza y cumplir las obligaciones que no desempeñé responsablemente durante la semana.

Sin embargo, TENGO MI VIDA PROPIA en sábados. A raíz de ello, como persona honesta y profesional responsable, programo lo que tengo que hacer en la semana para cumplir mis metas. No encuentro razón para ser puesta en el mismo pozo que el resto y más aún no encuentro explicación de como esta gente no recibe ni una llamada de atención!

Las palabras que más asustan a los directores y jefes en este medio son: Proceso! La idea de que puedan aplicar una medida correctiva y en contra ataque que la persona "ofendida" les inicie un proceso administrativo o laboral, los cohíbe de realmente corregir. Actitud más cobarde no comprenderé jamás.

Y mientras tanto el sistema seguirá espantando a gente eficiente que sabe trabajar y los mismos mediocres de siempre, acostumbrados a reaccionar sólo cuando se sienten amenazados o atacados, seguirán viciando y alimentándose de ineficiencia.